... un descanso diferente

Situado en un ambiente de calma perdida sobre el mar, entre los espectaculares atardeceres del Atlántico. Reconocido por su excelencia en la Cocina Asiática y Mediterránea, con el suave estilo de su servicio, en una exclusiva iluminación acuática de conchas naturales, abandonados a un reposo oceánico en las camas-sofás de nuestro chill out-bar, bajo techos de juncos de Sudá-África, es otra forma de descanso.

Subir descalzo desde la playa a las mesas de un jardín de césped natural que separa, los salones acristalados, abiertos o cerrados al calor del sol, la lluvia o el viento, con chimenea encendida en el invierno, dentro de un espacio siempre transparente, un rincón de tranquilidad náutica para grupos o parejas que suelen recordarlo.

La música ambiental o instrumental en directo, enlaza las palmeras a las olas del mar, el sol y nos une a lo mas natural de nosotros, la tranquilad de una vida en vacaciones.